Estudiante de tutorías

"Cuando estaba en décimo de bachillerato, se me comenzaron a dificultar las matemáticas aplicadas tanto en física como en química. Por esta razón busqué ayuda en T&T, donde me asignaron una tutora que iba a mi casa dos veces por semana. La razón por la que me gustaron estas tutorías fue por la tutora que me asignaron. Ella es una persona paciente y una profesora que se enfoca en mi aprendizaje, ayudándome a superar obstáculos y explicándome con profundidad las cosas que no entendía al principio".

Tener las tutorías en mi casa me ayudó a estar en un ambiente sin presión, además el hecho de que eran uno a uno me permitieron desarrollar mis habilidades poco a poco pero eficientemente. La tutora me ayudó a estudiar no solo para los exámenes más importantes, sino que también me dio las herramientas necesarias para estar activa en clase y entender los temas vistos. Lo que más me gustó es que la tutora me ayudó a obtener las aptitudes necesarias para no solo ser parte de la clase sino que también estar siempre un paso adelante que mis compañeras en el ámbito académico. La tutora se enfocó en encontrar mis debilidades en cuanto a las materias y fomentar los cimientos requeridos para poder manejar las materias de una manera enfocada. Esta tutora me ayudó a superar mis dificultades con ambas materias y además me dio las bases que necesitaba para materias que ahora veo en la universidad.